martes, 30 de noviembre de 2010

Ideas

Cocina: ideas para ganar espacio de guardado

  Este ambiente requiere amplios lugares para mantener alimentos, batería de ollas, utensilios, vajilla y mantelería. Aquí, algunos consejos sobre cuáles son los muebles más adecuados.




Por la intensa actividad que se lleva a cabo en la cocina, en ella debe aplicarse una habilidad organizativa especial. Es importante planificar los espacios de guardado en cada sector: refrigeración, cocción y lavado. Tener todo al alcance de la mano es fundamental para que el espacio resulte funcional y práctico, y existen diferentes modos de optimizar su distribución.
Cajoneras: Ante todo, los cajones amplios permiten una mejor organización. Si bien es posible adaptar su altura según el uso, en los más chatos se recomienda insertar divisiones para cubiertos, que favorecen el orden. Los profundos, por su parte, son ideales para ollas y cacerolas. Es importante tener en cuenta incluir guías de extensión total que permitan acceder al fondo del cajón sin inconvenientes.




Alacenas: son recomendables en cocinas en las que es posible aprovechar los espacios en altura. Las puertas pueden ser de abrir, corredizas o rebatibles y, si tienen poca profundidad, son ideales para vajilla diaria, ya que en ellas todo será accesible. Para todo lo que no se usa cotidianamente, puede colocarse otra hilera de alacenas a mayor altura que la de diario, a la que se accederá mediante una escalera o un banquito.



Módulos con ruedas: se utilizan en espacios flexibles, donde los usos varían de acuerdo con la situación. Permiten almacenar aquellos elementos que no son de uso cotidiano y pueden disponerse bajo mesadas, barras o desayunadores. Cumplen una doble función: son espacios de guardado, pero al poseer ruedas, pueden usarse como apoyo auxiliar con sólo desplazarlos de su lugar habitual.
Columnas extraíbles: se trata de despensas de poco ancho, pero con mucha profundidad, ideales para guardar alimentos no perecederos. Presentan diferentes niveles de canastos y estantes. La posibilidad de extraerlas del mueble permite un fácil acceso a los contenidos en lo más profundo, desde los laterales.



Persianas: muchas veces, en la distribución en "L", donde una tira de mesada se destina a guardado y la otra a superficie de trabajo, queda una esquina sin uso que se aprovecha colocando una persiana. Ésta no interfiere en el sector de trabajo, como sí lo haría una puerta de abrir, y permite utilizar ese espacio sin uso para albergar, por ejemplo, pequeños electrodomésticos, con tomas eléctricas para tenerlos enchufados sin ocupar espacio en la mesada.

1 comentario:

  1. hola que tal! permítame felicitarlo por su excelente blog, me encantaría tenerlo en mis blogs de entretenimiento. Estoy segura que su blog sería de mucho interés para mis visitantes !.Si puede sírvase a contactarme ariadna143@gmail.com

    saludos

    ResponderEliminar